miércoles, 16 de noviembre de 2016

Recordando el Romántic Mediterránea o el optimismo sobre la novela romántica


Dos han sido las ocasiones en que me han distinguido como madrina de unas Jornadas Literarias. Honor que lleva aparejado el pronunciar el discurso de apertura. La primera de ellas fue el IV Encuentro RA de Madrid. Y la segunda, hace unas semanas en el II Romántic Mediterránea que tuvo lugar en Palma de Mallorca.
¿Por qué os cuento esto a fecha pasada? Pues resulta que, organizando mi caótico sistema de varias libretas a un tiempo y anotaciones en servilletas de bar, acabo de encontrar el discurso de apertura del Congreso de Palma. Y al verlo, me he arrepentido de haber tirado a la papelera el discurso inaugural de aquel RA, en una de esas limpiezas organizativas que hago de tarde en tarde.
Eran palabras de agradecimiento, por supuesto, y también de recuerdo a un editor mío que falleció ese mismo año. Ahora lamento no haber compartido esas palabras que sólo escucharon los 500 asistentes al RA.
Así que, antes de tirar a la papelera el discurso de Palma, quiero compartirlo con quienes frecuentáis mi blog. Sobre todo porque no se trata de un mero agradecimiento, sino de mi opinión respecto a los comentarios fatalistas que leo en las redes sociales en cuanto al estado del género literario romántico y con los que estoy en absoluto desacuerdo.
Para los que no pudísteis asistir al II Romántic Mediterránea, aquí os lo dejo. Opiniones habrá miles respecto a la salud del género, todas respetables. La mía es optimista; así pienso y así lo expreso.

Amigas, amigos, qué contenta estoy de estar en Palma. Pero, más que contenta, estoy agradecida.
Despues de todo el tiempo que llevo en esta apasionante aventura, agradezco de corazón que os hayáis acordado de mí para ejercer como madrina de este II Congreso Romántic Mediterránea.
Y muy feliz de serlo, brindándome así la oportunidad de daros la bienvenida a esta jornada de mesas de trabajo. 
Nosotros, esta reunión de amigos, somos la prueba de que el género literario que  disfrutamos leyendo y escribiendo, la narrativa romántica, está más viva que nunca. Hay quien dice que corren malos tiempos. Yo no lo veo así, malos tiempos eran aquellos años en que nuestros libros estaban en el hueco de la escalera de las librerías, en aquella estantería escondida de "novelitas de amor para chicas y señoras maduritas". Hace menos de una década, empezamos a dejarnos ver gracias a las lectoras que, con su curiosidad y ganas de compartir sus lecturas con otras mujeres que, como ellas, disfrutaban con nuestros libros, se reunían a través de foros literarios. 
Luego vinieron las redes sociales que nos permitieron conocernos en la distancia, compartir experiencias y estar en contacto diario. "Nos empujaron" a salir del aislamiento en el que estaba el género. 
Después vinieron las ganas de conocernos en personas y empezaron a celebrarse congresos. esa fue la mejor forma de hacernos ver. Y hoy día siguen convocándose nuevos encuentros por toda España e incluso América Latina.
Y eso significa que la romántica está muy viva. Que tenemos mucho que decir, autores y lectores. Quiero felicitar por ello a las organizadoras del Romántic Mediterránea por dar voz al Club de Lectura Romántica y Erótica de la Casa del Libro de Valencia, pionero en España y muy activo. Gracias, en nombre de los lectores, por darles la palabra.
Y en ese sentido, quiero destacar también que son los lectores quienes tienen en su mano decidir qué libros, qué temáticas guastan más en cada momento. El que un subgénero triunfe menos o se deje de leer, no significa una tragedia. Porque los gustos cambian y otros temas vendrán o incluso otras formas de contar historias.
De todo esto y de mucho más hablaremos hoy. Así que no os aburro más. Hoy habrá muchos aplausos para los autores, para los lectores y para nuestros libros. Por eso, el que vendrá a continuación, os los pido para las organizadoras de este Romántic Mediterránea 2016, porque gracias a su trabajo desinteresado y muy poco agradecido, estamos hoy aquí.

2 comentarios :

Lou G. dijo...

Hola, preciosa Olivia!!

La verdad es que fue emocionante verte y escuchar cada una de tus palabras en la Convección de Palma de Mallorca, disfruté mucho.

Deseando que vuelvas a la roca grande.

Te mando una saludazo.

Lou G de Gocce di Essenza BLOG


Olivia Ardey dijo...

Y yo deseando volver, Lou. El ambiente fue tan familiar y de buen rollo que me dejó con ganas de repetir. Y si es Mallorca, maravillosa en su gastronomía, belleza y calma que se respira. Gracias por la visita y un beso.

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...