lunes, 28 de febrero de 2011

CARROT CAKE, una deliciosa sorpresa


Pronto continuaré con las curiosidades reposteras de mis novelas, ya sabéis que tanto DAMA DE TRÉBOLES como DELICIAS Y SECRETOS esconden bastantes tesoros dulces. Pero hoy quiero presentaros un postre británico.
Hace unos días os prometí más información sobre las delicias que nos ofrecieron en el salón de té Living in London, con motivo de la II Cata romántico literaria de Spanisway, a la que tuve el honor de asistir como escritora invitada.
He escogido la CARROT CAKE, típica tarta de zanahoria con crema de queso de los salones de té ingleses, porque para mí fue todo un descubrimiento. El origen de la Carrot Cake se remonta a la Edad Media, en que era costumbre común utilizar calabaza, zanahoria y remolacha como endulzantes en la cocina (el uso de la miel y el azúcar blanco en el día a día, sólo estaba al alcance de las clases pudientes y los conventos). Siglos después, los emigrantes la llevaron consigo a Estados Unidos, país en el que es una tarta muy popular. Parece ser que en Inglaterra, la receta volvió a ponerse de moda tras la Segunda Guerra Mundial, a causa de las restricciones de azúcar.

INGREDIENTES:
2 huevos
140 ml de mantequilla o aceite vegetal
200 grs azúcar moreno
300 grs zanahoria rallada muy fina (cuanto más fina, mejor)
75 grs nueces picadas
180 grs harina
1 pizca de sal
1/2 cda bicarbonato
1/2 cucharada grande de levadura Royal
1 cda canela molida
1/4 cda nuez moscada molida (potencia el resto de sabores)

Batir los huevos con el azúcar hasta que queden espumosos. Añadir la mantequilla, la zanahoria y las nueces, mezclando muy bien.
En un bol aparte echar el resto de ingredientes secos y con movimientos suaves incorpóralos a la crema anterior de manera manual, con una cuchara o varillas.
Untar un molde con mantequilla o forrar con papel de horno y verter la mezcla. Hornear durante aproximadamente una hora y cuarto a 150ºC.

CREAM CHEESE ICING o CREMA DE QUESO
250 grs queso Philadelphia
50 grs mantequilla
80 grs azúcar molida muy fina o azucar glass
Mezclar el queso junto con la mantequilla ablandada, después añadir el azúcar y batir hasta que quede una mezcla homogénea. No debe quedar demasiado líquida porque resultaría muy difícil de manejar.
Montaje:
Partir la tarta longitudinalmente en dos o tres rebanadas. Rellenar con la crema de queso, superponer otro piso y rellenar de nuevo. Cubrir con crema por todos los lados. Decorar los laterarles con nueces picadas y azucar moreno.

Disfrutad de esta receta con ese encanto inglés tan romántico. Por mi parte, nunca habría imaginado que la zanahoria, degustada como componente de una tarta, supondría semejante placer para el paladar.


Fuentes: The Food Timeline y The tart princess

19 comentarios :

Yolanda Quiralte dijo...

¿¿¿A ti qué te pasa??? ¿¿¿No quedamos en que no nos darías más recetas??? HUmmm, me temo que deberé hacerla. Humm qué buenaaaaaaaa

Chus Nevado dijo...

Esto no puede ser bueno... ¡tiene que estar espectacular! Ya te lo dirán mis michelines...
Gracias por compartir la receta.

Kelly Dreams dijo...

Yo de la zanahoria no soy muy amiga... pero todo sería cuestión de probar, ya que la repostería me encanta y se me da bastante bien ^^

Interesante receta.

Olivia Ardey dijo...

Ains, Yolanda, eso debí decirlo con la boca pequeña.
Chus, hoy he prometido volver a las buenas costumbres. Las recetas... me conformo con verlas en fotos.
Kelly, sí, es sorprendente. A mí la zanahoria en dulce tampoco me sugería nada, pero la tarta es deliciosa.
Besos a las tres.

Mamen (LadySith) dijo...

Jo... tiene una pinta estupenda y aparentemente no es demasiado complicada para mis manazas (que soy la reina del prefabricao...)
La probaré, la probaré,....
Besis

Olivia Ardey dijo...

Yo tampoco he probado a hacerla, Mamen, pero parece sencillísima. Besos.

Mmm ¡Qué bien huele aquí! dijo...

Yo no uso mucho la zanahoria en mis postres, pero esta tarta tiene una pinta estupenda. Tendré que animarme a hacerla.
Besos.

Olivia Ardey dijo...

El contraste de sabores es fabuloso, a ver si me animo yo también a hacerla. Besos.

Eleanor Atwood dijo...

Este postre ya lo conocía porque resido en England, pero me liaba un poco con la receta, puesto que una amiga inglesa me la pasó con las medidas británicas (ainsssssss las dichosas "onzas", ¿no podían usar los gramos?), y la tarta me salió más dulce de lo que esperaba.
La verdad es que es un postre riquísimo y perfecto para una tarde de té. Yo también lo recomiendo encarecidamente.

Besos.

Olivia Ardey dijo...

Deliciosa de verdad, Eleanor. Y el acompañamiento perfecto para una taza de té. Besos y gracias por la visita.

Victoria Hyde dijo...

...

En qué mala hora me he pasado por este blog...

¡Quiero tarta de zanahoria a la de ya!

Tengo una receta de una con chocolate -herencia de mi madre- que es brutal.

¡Me voy a cocinar!

Olivia Ardey dijo...

Victoria, ¡tienes que compartir esa receta de tarta con chocolate! Besos.

alisdei adiestradora de mosquitos dijo...

Hola yo no soy de postres ,pero esta dice " comeme ",gracias por la receta y tu blog me encantaaaa

Olivia Ardey dijo...

Gracias a tí por la visita, alisdei!!!

areira dijo...

Yo he hecho un banana and dates cake para el desayuno del sábado. Hervidos los dátiles en ron negro. De muerte!!!Lydia Leyte

Olivia Ardey dijo...

¡Yo muffins con pepitas de chocolate! No tenemos remedio, Lydia. Un beso.

Bela Marbel dijo...

Más de un año sin meterme en la cocina para estos menesteres y en unas cuatrocientas páginas vas y das al traste con mis buenas intenciones. Empecé con los sufflés, las magdalenas rellenas y ahora esto, ale me voy a correr para quemar, ¡que manía te tengo querida Olivia!

pili roscan dijo...

Ya he cogido los ingredientes de las dos tartas asi que no queda mas que provarlas,,ñam,ñam con lo que me gusta a mi el dulce

Lydia Leyte dijo...

Es uno de mis cakes favoritos! Jugoso y tierno. Copio la receta, para recordar también la novela.

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...