miércoles, 16 de mayo de 2012

Jekyll, Hyde y su prima


Hace poco me comentaba un amigo escritor que tenía la cabeza en dos sitios a la vez. Por un lado disfrutaba de una alegría literaria y por otro no podía quitarse de la cabeza un problema de índole laboral porque nosotros somos como el Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Quien piense que la literatura da de comer... De ahí que la inmensa mayoría de quienes nos dedicamos a esto tenemos otra ocupación.
Esta misma mañana me animaba a través de facebook una chica encantadora. Tras una breve charla me he puesto a pensar. No nos falta inspiración, ya es una suerte. Ni trabajo, hecho digno de alabar dados los tiempos que corren. Pero cuando las musas están de nuestra parte y además debemos compaginar la vida laboral con la tarea literaria la cosa se complica. Máxime si a ésto añadimos familia y las mil obligaciones que supone la intendencia, mantenimiento y administración doméstica... ¿Encontrar "un cuarto propio"?
Como mujer que soy, hablo de mi experiencia y de la de muchas compañeras que escriben. Somos Jekyll (la profesional), Hyde (la que escribe) y la prima estresada de ambos que es a un tiempo enfermera, consejera, psicóloga aficionada, intendente, economista a la fuerza y capitana de la tripulación para que ningún marinero de la familia se escaquee de sus tareas en el barco del hogar.
Por mucha agenda que usemos, siempre tenemos la cabeza en mil asuntos; de ahí nuestra ganada fama de despistadas. Cuando me preguntan "¿pero tú de dónde sacas el tiempo para escribir novelas?" siempre contesto "Pues no lo sé".
Dentro de nada, Talentura Libros publica un libro de relatos sobre mujeres de mi querida Rosario Raro. DESARMADAS E INVENCIBLES lleva por título. Pues sí que lo somos, ya lo creo.

21 comentarios :

Helena dijo...

Muy bueno, Olivia y muy verdad también.
besos, compi.

Bela Marbel dijo...

Niña, me acabo de despertar después del merecido descanso, tras la jornada laboral y me encuentro este acertadísimo artículo. Comparto al cien por cien, todo lo que comentas.

Lucía de Vicente dijo...

¡Fantástica entrada, Olivia!

¡Qué razón tienes!

Un beso y a luchar como puedas con la transformación, que nos encanta...

Olivia Ardey dijo...

Chicas, nosotras podemos... y quien diga lo contrario, no sabe el pedazo fuerza que tenemos dentro. Un besote.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Coincido en todo lo que dices, bueno yo no me dedico a escribir nada para publicar pero sí creo que vivimos divididas entre unas cosas y otras... Desarmas e invencibles es un buen título.Besillos

Olivia Ardey dijo...

Y tanto que sí, mujeres multitarea es lo que somos. Un beso.

Yolanda Gil dijo...

¡Cuánta razón tienes! Lo suscribo :))

menchu dijo...

Totalmente de acuerdo contigo.

Olivia Ardey dijo...

¿Verdad que sí, chicas? Un beso.

Patricia Sutherland dijo...

¡Ay, niña, sólo de leer tu entrada, he empezado a sentirme de un estresaaaaado...! ;)
Invencibles, desde luego, y muy, muy valientes porque hace falta mucho valor para plantarle cara a semejante panorama un día tras otro.

Paty C. Marin dijo...

Hola Olivia ;)

Como chica multitarea, creo que somos esclavas de nuestra propia responsabilidad: queremos escribir, queremos que todo vaya bien y queremos que nuestra casa funcione. A mi me pasa que si, por alguna razón, tengo un milagroso rato libre para escribir sin que nadie me moleste (a veces pasa por casualidad), empiezo a sospechar que pasa algo o que me estoy saltando alguna responsabilidad y automáticamente me bloqueo. ¡Es tan frustrante! >.<

Un beso ;)

areira dijo...

A pesar de todo... Un ¡Olé! por las superwoman. Estupendo artículo, mi Olivia querida. Lydia Leyte

Olivia Ardey dijo...

Que somos capaces de hacer varias cosas a la vez está claro. El problema es que asumimos demasiadas responsabilidades a un tiempo. Pero no hay quien pueda con nosotras!! Un beso.

Isabel Keats dijo...

No creo que haya una sola mujer en el universo (incluyo a las extraterrestres) que no estén de acuerdo contigo!!

Olivia Ardey dijo...

Pues sí, Isabel. Mujeres que escriban o no, todas tenemos un cúmulo de responsabilidades para parar un camión. Besos.

Violeta Lago (Mamen) dijo...

Razón no te falta, Oli. Eso de trabajar, escribir y llevar una casa requiere un esfuerzo sobrehumano. Ya no sé si tenemos personalidad múltiple, o unos superpoderes cual "Superwoman" que nos permiten seguir adelante con todo.
Besotes

Olivia Ardey dijo...

¡Pues que vivan nuestros superpoderes! Porque de verdad que funcionan. Un beso.

AMBER LAKE dijo...

Me ha encantado.

Olivia Ardey dijo...

Porque sabes de qué hablo, ¿a que sí, Amber? Un beso y gracias por la visita.

Taller de Literatura dijo...

Mirad, esta viñeta de Forges:

http://1.bp.blogspot.com/_OZPd0BQBGU4/TQTu_f_N5nI/AAAAAAAAAu8/iquJZbzhpSY/s1600/forges1.PNG

es muy conocida pero creo que después de verla y de leer a Olivia una cae en la cuenta de que no se puede decir mejor.
Besos y gracias por tanta lucidez. Olivia y Forges, soy fan vuestro.

Olivia Ardey dijo...

Gracias, Taller, por la parte que me toca. Yo soy fan de Forges también. Un beso.

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...