martes, 10 de enero de 2017

Del libro al paladar: "El fuego envuelve tu nombre" de Lydia Leyte


Hace años comencé a escribir no-reseñas, o lo que es lo mismo, opiniones personales sobre algunos libros que me han gustado mucho. Extrayendo, además, una receta de entre las páginas del mismo.
Cocina y libros son dos de mis pasiones, combinarlas en un artículo, además, nos brinda la oportunidad de degustar los mismos sabores que los personajes.
Estas no-reseñas se publicaron en dos webs literarias, desaparecidas ambas a día de hoy. Por ello, desaparecieron también los enlaces a mis artículos. Así que, para que no caigan en el olvido, he decidido recuperarlos y publicarlos aquí en mi blog.
En las pestañas superiores, tenéis un enlace a todas las no-reseñas y sus correspondientes recetas. Dulces o saladas, líquidas y sólidas, un placer todas ellas, tanto como las novelas de donde han salido.
Empiezo pues con esta entrañable novela de mi querida Lydia Leyte.

«Añadió unas hierbas que pasó por el molinillo —Estragón, murmuró en bajo para que no creyera que le iba a envenenar—. Echó la salsa a cucharadas, con parsimonia, sobre la ensalada y colocó con cuidado unas gruesas lascas de bacalao sobre los múltiples colores. Estaba claro que por ahí salía su alma portuguesa. ¿Qué era Portugal sin bacalao?»



EL FUEGO ENVUELVE TU NOMBRE
Lydia Leyte
Ed. La Máquina China, 2011

SINOPSIS: Amanda Cunha quiere crearse una vida propia, por lo que acepta un empleo lo más lejos posible de su entrometida familia. En su nuevo lugar de residencia, su camino se cruza con el de Rafael Herrera, un empresario atractivo y seguro de sí mismo, quien no despierta la menor simpatía en ella. Rafael no está acostumbrado a ser rechazado por ninguna mujer. Mucho menos por una de formas redondas, tan voluptuosa, y con una lengua demasiado afilada. Pero Amanda tiene un arte especial para ponerlo en su sitio. Por eso se siente tan atraído por ella. A pesar de las reservas con las que se tratan, pronto nace entre ellos un fuerte deseo, y los encuentros apasionados llenos de humor se suceden.
Su relación se hace más intensa cuando tienen que enfrentarse a un hombre sin escrúpulos que pone en peligro la vida de Amanda y que amenaza los negocios de Herrera. Este hecho los aproxima cada vez más. Ella abandona su natural desconfianza para rendirse al amor. Y él al fin reconoce que Amanda es la mujer de sus sueños.
Pero Herrera no es todo lo sincero que parece. Guarda un secreto que, de llegar a oídos de Amanda, pondría en peligro una unión que todavía parece estar más cimentada en la desconfianza que en el amor.
Éste es un libro de esos que dejan muy buen sabor de boca y, cuando lo terminas,  tienes ganas de volverlo a empezar. Aplaudo la valentía de la autora y del editor, que se han atrevido a con una protagonista como Amanda; una mujer real que poco se ajusta al canon de belleza de la típica heroína romántica. Novelas de calidad como ésta son las que engrandecen el género.
A través de una prosa delicada y elegante, Lydia Leyte nos invita a un paseo evocador por escenarios de adoquines mojados, plazas que invitan al sosiego y frondas de pinos centenarios con un fado portugués por banda sonora.
El amor entre Rafael y Amanda, de entrada difícil por culpa de la poca disposición de él y las respuestas mordaces de ella, culmina venciendo todos los obstáculos que encuentra por el camino, amenazas y secretos incluidos. Un elenco de personajes magistralmente elaborados es la guinda que corona esta dulce historia. Mis preferidos: Sonsoles y Rodrigo, me encantan las novelas con más de un idilio.
Cuando Rafael y Amanda empiezan a conocerse, comparten esta ensalada tan modesta como exquisita.

ENSALADA DE GARBANZOS, PIMIENTOS Y BACALAO

1 bote de garbanzos cocidos
1 pimiento rojo asado
1/2 pimiento verde crudo
1/2 pimiento amarillo crudo
1 tomate maduro pero firme
Aceitunas negras
1 cebolleta tierna
200 g de migas de bacalao en salazón o ahumado
Aceite de oliva, sal, pimienta, vinagre balsámico y estragón


Desalar el bacalao un par de horas, secar con un paño y desmigar en trozos medianos. Escurrir los garbanzos y poner en una fuente. Añadir el pimiento verde y amarillo picado fino, la cebolla también picada o en rodajas, el tomate a cuadritos y las aceitunas. Cortar en tiras el pimiento asado y agregar. Hacer una vinagreta con el aceite, vinagre, sal y pimienta. Colocar por encima los trozos de bacalao, aliñar con la vinagreta y espolvorear por encima el estragón.

Buen provecho y feliz lectura.




No hay comentarios :

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...