domingo, 6 de diciembre de 2015

Little Free Library, Pequeñas bibliotecas libres


En la piscina de mi barrio, Termia, hay un rincón estupendo: la pequeña biblioteca libre. El reglamento de uso es muy simple: coje un libro y deja otro en su lugar.
Cuando descubrí esta iniciativa me encantó, porque permite que los libros circulen de mano en mano, de lector en lector.

Se trata de un movimiento internacional que promueve estos diminutos, y a menudo encantadores, espacios para hacer conciencia de barrio, se convierten en un lugar de encuentro y conversación que todos los vecinos cuidan como propio, porque no es de nadie y es de todos.
Sin duda una excelente manera de contagiar el amor por los libros y despertar la curiosidad lectora.

Si quieres saber más:

Artículo en el blog de la Facultad de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca "¿Qué es una pequeña biblioteca libre? Cómo las bibliotecas libres están propiciando grandes cambios en sus comunidades."

Web del movimiento The Free Library 

Y si te animas a construir una, encontrarás divertidos y bonitos ejemplos en mi álbum de Pinterest Bibliotecas y su historia. 

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...