domingo, 23 de diciembre de 2012

Cocina y literatura, dos grandes placeres


Cuando leo me encanta descubrir las recetas escondidas en las páginas de las novelas. Saber lo que comen los personajes me ayuda a conocerlos mejor y a situarme en el ambiente en que se mueven.
En mi columna DEL LIBRO AL PALADAR de la web literaria LA PLUMA AFILADA voy dejando mi opinión sobre algunos libros que me han gustado especialmente, junto con la receta de cocina que esconden sus páginas.
Quiero agradecer a sus autores este delicioso regalo gastronómico-literario. Todas las recetas, desde entrantes hasta el coctel final, las he descubierto de su mano. Así pues, gracias a Lydia Leyte Coello (ensalada de garbanzos y pimientos en EL FUEGO ENVUELVE TU NOMBRE), Anne Perry (sopa de cebolla en LOS ROBOS DE RUTLAND PLACE), Liza Marklund (pastel de patatas en STUDIO SEX), Mary Higgins Clark (lingüini con le vongole en LE GUSTA LA MÚSICA, LE GUSTA BAILAR), Donna Leon (risotto ai funghi en LA OTRA CARA DE LA VERDAD), Claudia Velasco (fish and chips en EL CIELO EN LLAMAS), Sebastian Junger (pastel de pescado en LA TORMENTA PERFECTA), Federico Moccia (rape con salsa de naranja en ESTA NOCHE DIME QUE ME QUIERES), Juan Ballester (perdices con chocolate en EL EFECTO STAR LUX), Megan Maxwell (pollo al ajillo en LAS RANAS TAMBIÉN SE ENAMORAN), Suzanne Collins (cordero con ciruelas en LOS JUEGOS DEL HAMBRE), Lia Levi (bizcocho en LA ESPOSA GENTIL), Patricia Sutherland (mermelada de frambuesas en PRINCESA) y Lorenzo Silva (gimlet en LA MARCA DEL MERIDIANO).
Si quieres ideas sencillas y deliciosas para tus menús navideños, tomar nota de las recetas o leer mi opinión sobre todas estas novelas, pincha aquí:



No hay comentarios :

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...