lunes, 5 de diciembre de 2011

Por culpa de una ensalada

Cocina del famosísimo restaurante Delmónico's de Nueva York en 1902


"El chef Greystone recibió la comanda con la misma alegría que una pedrada en la frente. Alguien osaba venir a su casa a pedir una mezcla de ese Oscar del Waldorf; maître con afán de cocinillas, que por tener la peregrina ocurrencia de juntar apio con manzanas ya se creía el inventor de la rueda..." DELICIAS Y SECRETOS EN MANHATTAN (cap. 6)

Una evidencia más de la desigualdad a principios del siglo XX entre hombres y mujeres. Observad la fotografía de Delmónico's: todo hombres. En esa época los humildes fogones del hogar eran cosa del ama de casa. En cambio, la alta cocina, la creativa, la que se lleva los honores y la gloria, era un oficio exclusivamente masculino. Un detalle que, si DELICIAS Y SECRETOS EN MANHATTAN se lee con ojos del siglo XXI, puede pasar desapercibido. Y precisamente para resaltar el coraje de las mujeres de la época quise que Laura McKerrigan fuese aspirante a maître pâtisiere. Porque su osadía como mujer fue doble: por enfrentarse a su padre y por escoger un oficio que en 1919 sólo podían desempeñar los hombres.


Y ya que hablamos de cocina,.... Siempre me preguntan por mi afición a incluir dulces en mis novelas, así que hoy os traigo dos recetas saladas. Dos ensaladas que aparecen en DELICIAS Y SECRETOS EN MANHATTAN.
Ensalada Waldorf


La primera de ellas, cuya creación se atribuye a Oscar Tschirky, maître del hotel Waldorf de Nueva York y antecesor del famosísimo Waldorf Astoria que se abrió en 1931, doce años después del invierno de 1919 en que transcurre la novela. Al menos fue este maître quien la dio a conocer en su "The Cook Book by Oscar of The Waldorf" en 1896. La receta es bien sencilla:

ENSALADA WALDORF
2 Manzanas verdes
1 Apio
100 grs. de Nueces
Crema de leche
Mayonesa
Sal y pimienta. 

En primer lugar preparamos la salsa en un recipiente, mezclando la mayonesa con la crema y batiendo bien.
Luego cortamos la manzana en cuadraditos y el apio. Cortamos las nueces y mezclamos. Añadir la salsa, mezclar y salpimentar a gusto.


Pero esta ensalada fue la que enojó al chef Greystone, el imponente indio mohawk creador de las delicias culinarias que tanta fama aportan al hotel Taormina de la familia Taviani.

"...minutos después, el chef regresó a la cocina y no dijo más que: «Nizarda». Uno de sus ayudantes se puso de inmediato a preparar una ración de ensalada al modo de Niza mientras el héroe invicto se servía un dedo de Jack Daniel’s para sacarse el disgusto de encima." DELICIAS Y SECRETOS EN MANHATTAN (cap. 6)

Ensalada Nizarda

La ensalada Niçoise o Nizarda es una receta tradicional del sur de Francia que baña el mediterráneo. Y a pesar de las versiones que circulan por ahí, no lleva ni patata, ni pasta, ni arroz ni judías verdes. Os dejo la receta genuína.

ENSALADA NIZARDA
4 unidades de tomates grandes
1 unidad de pepino cortado en rodajas
1 diente de ajo
2 unidades de cebolla cortada en aros
1 lata de filetes de anchoas en aceite
1 lata de atún en aceite picado
1/2 vaso de aceite
3 cucharadas de vinagre de vino tinto
2 unidades de huevos cocidos
100 gramos de aceitunas negras
Sal y pimienta al gusto

Poner en un recipiente los tomates y el pepino, sazonarlos y dejar reposar 1 hora para que pierdan parte de su líquido. A continuación, frotar con el diente de ajo una ensaladera, si es posible de madera.

Seguidamente, escurrir los tomates y el pepino y ponerlos en la ensaladera junto con las cebollas, el pimentón, las anchoas y el atún.
Por último, preparar una vinagreta con el aceite, el vinagre, la albahaca finamente picada y sal y pimienta al gusto. Verter sobre la ensalada, revolver bien y adornar con los gajos de huevo cocido y las aceitunas. Servir la ensalada fría.
 
Como véis, un par platos ligeros, saludables, fáciles de realizar, baratos, sencillos y deliciosos. ¿Se puede pedir más? Dos magníficas opciones para incluir en nuestros menús navideños. ¡Buen provecho!

Fuentes:  recetaensaladas.com  y terra gastronomía

6 comentarios :

Xavier Beltrán dijo...

¡Qué buena pinta tiene la ensalada Nizarda! Intentaré preparármela para desgustarla cuando lea tu novela. :P

Un saludito.

Olivia Ardey dijo...

Te recomiendo las dos. La Waldorf está increíble si rellenas con ella unos rollitos de jamón york (jamón dulce que le llamáis vosotros) y los colocas sobre una cama de lechuga. Besos.

mientrasleo dijo...

La Waldorf es mi favorita...
Un beso

Olivia Ardey dijo...

A mí también me gusta mucho la Waldorf!!

hada fitipaldi dijo...

Gracias por esas estupendas recetas, Olivia! Sin duda las probaré. Y me gusta ahora aún más la posición de Laura en la novela, después de tu explicación. Besoss

Olivia Ardey dijo...

Sí, Hada; estos pequeños detallitos que suelen pasar desapercibidos para mí son el alma de una novela. Un beso.

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...